Antonio Berni, ‘ Untitled (No. 12). De la serie "La Obsesión de la Belleza" ’, ca. 1976, Cosmocosa

Editio 4/35
" El siguiente grupo de obras corresponde a cinco de las serigrafías realizadas en 1976 La obsesión de la belleza, relacionadas con el óleo del mismo título de 200 x 180. La tirada fue de treinta cinco estampas de cada una de las doce que forman el conjunto total. En estas serigrafía el artista está usando el fotomontaje en su versión de fotograbado como parte del armado de sus escena con mujeres sometidas a las mayores torturas en operaciones domésticas de intervenciones caseras para perfeccionar sus cuerpos eliminando grasas, agregando curvas y caderas, pechos, haciendo de sus cuerpos objetos más apetecibles para los hombres. Los instrumentos de tortura son artefactos de limpieza de la vida moderna como aspiradoras, partes de lavarropas, cascos de secadoras de pelos, o máquinas infernales de la invención del artista. Dentro de un tardo realismo muy de época con elementos del hiperrealismo, Berni desarrolló imágenes entre el grotesco y la violencia sobre los cuerpos desnudos de las mujeres. El óleo de la serie (véase anexo 7), ya visto en secciones anteriores, muestra la misma situación repetida en varias escenas simultáneas que van desde el primer plano hasta la última zona del terreno antes de los edificios del fondo (véase anexo 7), ciudad “imaginaria” que reitera esas arquitectura de casonas entre supra-realistas, metafísicas, reales e inventadas que, desde el ciclo surrealista, Berni utilizó e incorporó en muchas de sus piezas. Las máquinas de tortura, el padecimiento de las víctimas, conectan la serie con sus papeles políticos y parte de sus fotomontajes, realizados desde 1972. El uso de la fotografía en las serigrafías sobre la belleza remiten básicamente a interiores de departamentos de clase media con pretensiosos dormitorios, living comedores, muebles de “estilos”, o interiores “modernos” con pinturas en las paredes que representan franjas oblicuas que parecen señales urbanas.
La realidad se filtra en Berni con condimentos de una medianía fuera de cualquier refinamiento. Las fotografías en las serigrafías le permiten crear la tensión entre los dos mundos que está trabajando, la parodia de las liposucciones realizadas con ayuda de la mucama y con la aspiradora y los ámbitos en que viven esas mujeres, vistas reales de las viviendas de esa clase media o media acomodada que ocupaba un lugar importante en la organización social argentina, en especial, en las grandes ciudades, y que eran la base de consumo del sistema y del nuevo capitalismo de consumo de postguerra. Clase social que comenzó lentamente a desaparecer con las grandes crisis económicas y los ciclos inflacionarios desencadenados a partir de esa misma década." Marcelo E. Pacheco

  1. Arteba. Edición 26, Special Project Patio Bulrich, stand Cosmocosa. Mayo 24-27 2017. Buenos Aires

A.A.V.V.. Antonio Berni. Obras Gráficas. Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, MAMBA, 1999, Argentina. (Catálogo).

Argentina. Private Collection.

About Antonio Berni

Antonio Berni, who apprenticed with a stained-glass manufacturer as a child, began his artistic career as a Surrealist, producing paintings and collages. In the 1930s, Berni’s practice shifted towards critical and social realism; around then he banded with other young artists to espouse the New Realism movement, dedicated to highlighting class struggle and social injustice in Argentina. He worked typically in large scale and, perhaps in part due to a meeting with David Alfaro Siqueiros, made a number of murals as well. In 1959, he returned to making collages, using detritus and found objects. Berni was also known for making xylographs (or woodcuts) in high relief, incorporating collage elements—he called these xylo-collage-reliefs. In his late career, Berni’s style became increasingly photorealistic.

Argentinian, 1905-1981, based in Argentina

Solo Shows

2016
Ciudad Autonoma de Buenos Aires,
Antonio Berni - Revelations on paper 1922-1981

Group Shows

2017
2015