César Blay, ‘No existe el final’, 2015, Galería BAT Alberto Cornejo