Paz Errázuriz, Espacio Mínimo