Pedro García-Ramos, ‘Moveré el mundo’, 1965, GALERÍA JOSÉ DE LA MANO