Lugán y la Bienal de São Paulo de 1973